Posts etiquetados con doble tributación

Información fiscal para la inversión inmobiliaria en Latinoamérica

18 diciembre, 2009 2 Comentarios

Tanto a nivel inmobiliario como del comercio en general, España es un importante inversor en Latinoamérica. Por una parte, en su mayoría, los países latinoamericanos son economías emergentes, hecho que atrae a los inversores. Por otra parte, España tiene la ventaja adicional de tener el idioma común, lo que permite interpretar fácilmente la legislación vigente. Aún así, cabe destacar que el mundo de los impuestos, la legislación y la jurisprudencia fiscal no pueden considerarse idénticos.

A diferencia de Europa, donde se busca una mayor uniformidad fiscal, en los distintos países latinoamericanos esta uniformidad no existe.

Con respecto a los convenios para evitar la doble imposición fiscal en caso de inversiones en el extranjero, éstos son escasos en la mayoría de países latinoamericanos. Como excepción, tenemos Argentina, Brasil, Chile, Venezuela y México, que actualmente tienen en vigor estos convenios para evitar la doble imposición fiscal en caso de inversiones extranjeras. En concreto, España tiene 8 convenios de este tipo con países latinoamericanos. Actualmente tiene en marcha convenios con Costa Rica y El Salvador, lo que la convierte en una jurisdicción favorable a los que quieran invertir en Latinoamérica.

stretta di manoLos convenios para evitar la doble imposición son tratados internacionales que contienen medidas tendentes a reducir o evitar los supuestos de doble imposición internacional. Dado que el aumento de relaciones financieras y comerciales internacionales es constante, cada estado puede determinar de modo soberano su legislación fiscal. En el caso de superposición de varias soberanías fiscales, en el supuesto de una misma transacción, supone que en ocasiones se grave doblemente a una misma persona física o jurídica por la generación de una misma renta o por la propiedad de un mismo bien.

Todos los convenios firmados por España, y también otros países, se basan en el convenio de doble imposición de la OCDE, aunque cada estado hace observaciones e incluso reservas a cláusulas concretas para adaptarlo a sus intereses. Y, por tanto, cada convenio tiene unas cláusulas específicas.

España ha adoptado una postura claramente menos recaudatoria en base al modelo de la OCDE, minimizando o eliminando la tributación en la fuente. Por ello, en todos los convenios de doble imposición suscritos por España, las rentas derivadas de los bienes inmuebles pueden gravarse en el estado en el que tales inmuebles están situados. Este criterio se aplica a cualquiera que sea la renta que se obtenga del bien inmueble, arrendamiento, etc.

Para evitar pagar una costosa factura fiscal, hay que planificar de forma coherente la estructura de inversión inmobiliaria. Normalmente hay que tener en cuenta si el país donde se va a invertir:

  • es políticamente estable
  • tiene buen sistema financiero
  • si posee convenios para evitar la doble imposición con el país donde el inversor tiene su residencia

Los sistemas fiscales se basan en dos principios:

  1. El de residencia: que es el país en que la persona tiene su residencia, el encargado de gravar su renta mundial.
  2. El de la fuente: el estado grava todas las rentas con origen en su territorio.

Por ello, si se aplican estos dos principios, ello supondrá que algunas rentas se graven dos veces en dos jurisdicciones distintas, suponiendo una doble imposición (esto es, que pueden ser gravadas tanto por el estado de la inversión, como por parte del estado del inversor). Para eliminar esta doble imposición, tenemos:

  1. El método de la imputación, donde el estado de residencia tiene en cuenta los impuestos que el residente ha pagado en el país donde invirtió, y le permite que se los deduzca o se los reste del impuesto a pagar en su país. Ésto elimina sólo en parte la doble imposición, y es el método que se recoge en España para muchos de los convenios que tiene firmados.
  2. El método de excención. La inversión sólo tributa en el estado donde se ha invertido.